Meme literario

Hasta hace bien poco no tenía ni idea de lo que era un meme, de hecho ni siquiera había oído hablar de ellos. Pero eso era antes de que Ricardo G. Yayo tuviera a bien lanzarme el guante para que participara en uno. Los hay de diversos tipos, el que me ocupa es tan sencillo como dejar constancia del segundo párrafo que se encuentre en la página 139 del libro que estoy leyendo actualmente, después debo lanzar el reto a otros valientes lectores (o incautos según se prefiera). Para darle mayor gracia al asunto, y siguiendo el modus operandi de Ricardo, en lugar de desvelar el libro a priori, os dejo un link a la identidad del mismo.
  El primer fragmento, en realidad frase pues ha coincidido con un diálogo, lo he sacado del último libro que leí.

«—Vale, estás trabajando… Al grano: ¿quieres desayunar conmigo?»

And the book from it was taken is…

El segundo fragmento, bastante más esclarecedor que el anterior, pertenece a la obra que estoy leyendo en la actualidad, y de la que debo realizar una reseña para El Parnaso (estoy en ello Gabriella, de verdad de la buena). Ahí va:

«En mi sueño pude ver al que me acuchilló; pude ver la hoja de la daga abalanzarse sobre mí y todo eso. Después de encajar el golpe, caí en la cubierta del barco osterlinga y sangré y sangré, y al cabo de mucho rato llegó nuestro capitán arrastrando los pies, y cuando estuvo a mi altura me dio una patada en la cara. Pero no creo que eso sucediera en realidad.»

El libro es…

Cumplida mi parte del reto, no me queda sino lanzar el guante para que otros, de apetecerles, lo recojan, sea en su blog, o en los comentarios de esta misma entrada. David M Rus, Nubian Singer y Javier Arnau, invitados quedáis a perpetuar este juego literario para que siga extendiéndose cual virus furibundo por esta blogosfera de Dios.

3 pensamientos en “Meme literario

  1. J.javier

    Ah, estupendo; me lo has pasado tu, y errantus aquila. Ahora tendré que hacerlo doble; menos mal que estaba con un par de libros a la vez (cosa que cada vez hago menos, debido a los cómics y a esto de Internete)

    Responder
  2. J.javier

    Bueno, pues a ello vamos (Erantus Aquila desde naufragios en una taza de café también me ha “infectado” Dos libros a la vez (y cantidad de cómics):

    …-¡En el campo de Lucena!- grita Anilla, que ya estaba arriba, escalera abajo, antes de salir nosotros a la noche…-¡Tan, tan, tan, tan! Al llegar afuera- ¡qué respiro!- la campana limpia su duro golpe y nos amartilla los oídos y nos aprieta el corazón.

    (Platero y yo; Juan Ramón Jiménez)

    Luego vinieron varios días de caminata más allá de la frontera de hierro. El grupo de Judah dejó atrás los carromatos de las traviesas. las cuadrillas talaban los sotos, trataban y daban formaa las planchas, las apilaban y luego se las llevaban. Delante de las traviesas, el lecho de la vía era una mera cinta de guijarros. Cuando caminaban junto a las planchas de madera les daba la impresión de estar siguiendo una inmensa escalera tendida sobre la tierra; ahora era como una carretera. Excavaba las tierras altas y se elevaba al pasar por las bajas. Todavía marchaban a mucha distancia de los niveladores.

    (El Consejo de Hierro, China Miéville)

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emoticons Smile Grin Sad Surprised Shocked Confused Cool Mad Razz Neutral Wink Lol Red Face Cry Evil Twisted Roll Exclaim Question Idea Arrow Mr Green