Archivo de la etiqueta: BBC

Sherlock

Sherlock & Watson

Resulta evidente que está de moda actualizar personajes, sea por la siempre lucrativa vía del remake o la directa del filón no explotado. Desafortunadamente, en la mayoría de los casos la actualización se limita a convertir el modelo conocido en personaje de videojuego: mínima psicología, mucho bíceps y efectos digitales por doquier. Todos tenemos algún ejemplo en mente. Con el todavía reciente intento de Guy Ritchie por adaptar al sabueso de Baker Street en la memoria, esta oferta de la BBC todavía resulta más estimulante.
  Creada por Mark Gratiss y Steven Moffat, curtidos en la serie Dr. Who y seguidores acérrimos de las novelas de Conan Doyle, Sherlock es una miniserie de tres capítulos de 90 minutos de duración, cuya continuidad ya está confirmada.
  El arranque resulta espectacular: el doctor John Watson, excelente Benedict Cumberbatch, es un veterano de la guerra de Afganistán que pasa por serios apuros económicos y que no tendrá más remedio que buscar a alguien con quien compartir piso en la capital británica. Por un amigo común conocerá a Sherlock, impecable Martin Freeman, un joven brillante y excéntrico, cuya inaudita capacidad deductiva hace que su entorno, e incluso la propia policía para la que trabaja de forma no oficial, le consideren un freak estrambótico. Resulta especialmente lograda la escena en la que el detective estudia el cuerpo de una de las víctimas, y en la que cada uno de sus movimientos es acompañado con un rótulo que indica al espectador qué es lo que acaba de detectar: seco, mojado, nuevo, gastado… Cuando finalmente expone sus averiguaciones, cada uno de ellos cobra sentido.
  Toda la mitología del personaje está presente: Londres, la lupa y el violín, Scotland Yard y el inspector Lestrade, el 221B de Baker Street y la señora Hudson y, evidentemente, su archienemigo Moriarti. Siendo, algunos elementos emblemáticos adaptados de forma ingeniosa: la inseparable pipa deja lugar a los parches de nicotina o los libros del Dr. Watson a un blog. Resulta un verdadero placer ver a Sherlock Holmes, y sus dotes detectivescas, desenvolverse en pleno siglo XXI y valerse de ordenadores, móviles, internet y GPS, para resolver enigmas a la altura de los que su padre literario le proponía. Apuntar que el segundo episodio, «The Blind Banker», precisamente el único que ni han dirigido ni escrito sus creadores, flojea un poco en ese sentido, pero el resto nada tienen que envidiar a los originales.
  Una propuesta imprescindible para todos los incondicionales del personaje y una opción a tener en cuenta por los amantes de las series de calidad.