Ilustración/relato (2): «Progreso»

  Segundo relato realizado a partir de otra excelente ilustración de David M Rus.

Progreso por David M Rus

  Progreso

Los cuerpos desmadejados de los cinco científicos yacían bajo la luz que se colaba en la sala desde el enorme rosetón. Sin mediar palabra, la inspectora de seguridad, Rosa Estado, se quitó la máscara protectora.
  —¿Pero es que se ha vuelto loca? —bramó desesperado el jefe de laboratorio, Jorge Arras.
  Por toda respuesta, la mujer señaló con el mentón en dirección a los cadáveres. Todos tenían el rostro bien cubierto por máscaras como las suyas.
Comprendiendo, Jorge le imitó algo avergonzado.
  La inspectora se agachó junto a los muertos y los examinó sin tocarlos. A juzgar por la postura de los cuerpos habían sufrido una agonía muy dolorosa. Luego se levantó y paseó la mirada alrededor hasta fijarla en el rastro de sangre y pisadas que provenían de la sala contigua. Sobre su entrada, letras metálicas rezaban: «PROGRESO».
  —¿Qué tipo de experimentación se estaba llevando a cabo en esta sección? —quiso saber.
  —Área restringida de máxima seguridad. Me temo mucho que nadie más en el laboratorio a parte de ellos cinco lo sabía.
  —¿Ni siquiera usted?
  —No estaban a mi cargo. Trabajaban directamente para el gobierno.
  Durante algunos segundos, Jorge Arras aguantó incómodo la fría mirada de la inspectora. Sin responderle, Rosa Estado se dirigió hacia la sala de donde procedía el rastro carmesí. El hombre dudó algunos instantes sobre la conveniencia o no de seguirle, cosa que finalmente hizo.
  En la penumbra del laboratorio, Jorge Arras encontró a la mujer agachada sobre una capsula esférica de la que emanaba una fosforescencia verdusca.
  —¿Qué es esto? —le preguntó invitándole a acercarse con un gesto de su mano derecha.
  En el interior del contenedor levitaba una reproducción del planeta de unos setenta centímetros de diámetro. Sin embargo el nivel de las aguas había aumentado hasta tal punto que los continentes resultaban irreconocibles y la atmósfera que lo rodeaba era una masa gaseosa de un espesor y color malsanos.
  —Nunca había visto nada igual, parece una simulación a escala de los efectos que podría tener sobre la Tierra la implantación masiva de la tecnología en la que trabajaban.
  —¿También sobre sus habitantes? —preguntó la inspectora, alarmada, al tiempo que sentía como dos hilos de sangre asomaban por sus fosas nasales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emoticons Smile Grin Sad Surprised Shocked Confused Cool Mad Razz Neutral Wink Lol Red Face Cry Evil Twisted Roll Exclaim Question Idea Arrow Mr Green