El silencioso

Jikan

Leonard Cohen se retiró en 1994 a un centro de meditación zen cerca de Los Angeles durante cinco años. A los dos fue ordenado monje budista y recibió el nombre Dharma de Jikan: el silencioso. Y aunque el mítico cantautor canadiense ha grabado un par de discos con nuevas canciones a lo largo de los años que siguieron a su retiro, lo cierto es que su voz profunda estuvo quince sin subirse a un escenario.
  Quizá fue cosa del destino, que más que de cruel peca de un sentido del humor negrísimo, o tal vez algún diosecillo de la competencia, ya se sabe que siempre andan a la gresca, no viera con buenos ojos que los hijos de Buda le cambiaran el Leonard por Jikan y mucho menos su significado; fuera lo que fuese, lo cierto es que su antigua representante, Kelley Lynch, le dejó sin un céntimo allá por 2005. Leonard la denunció por desvío de fondos, unos cinco millones, y ganó el juicio, pero la Lynch, que no estaba por la labor de delver el parné, se dio a la fuga.
  El silencioso no tuvo más remedio que regresar a los escenarios en 2008, con 73 años. Una auténtica putada para el artista de Montreal, un auténtico regalo para el resto de la humanidad. La gira, con el significativo nombre de The Fall Tour, llega a Barcelona, la última de sus seis citas españolas, el 21 de septiembre, ni más ni menos que en el día de su 75 cumpleaños. Como podéis sospechar, ya tengo mi entrada para rendirle un sentido homenaje a Jikan en día tan especial. Mientras llega el otoño, amenizo la espera con una de las primeras entradas que colgué en este blog: Pequeño vals vienés o cuando Lohen encontró a Lorca.

8 pensamientos en “El silencioso

  1. Bea Ruiz

    Por lo que más queráis, ¡¡no os pongáis enfermos!! no os podéis perder esa cita por nada del mundo. Yo lo vi en Benicàssim el año pasado y me gustó tanto y fue tan emocionante que me fui hasta Berlín en octubre para volvera verlo (…a un precio asequible, porque el resto de la gira estaba por las nubes). ¡Bendita sea esa ladrona!

    Responder
  2. Enric

    Pues si ya tenía ganas estáis logrando que me entrén muchas más. Como bien comentas, Bea, el acto más ruin, a veces puede propiciar algo extraodinario.

    Responder
  3. Laura

    No hay mal que por bien no venga, ¿eh? Eso está como el reciente caso de Michael Jackson, que va a poder pagar sus deudas gracias a los ingresos que ha obtenido con su muerte. 🙄

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emoticons Smile Grin Sad Surprised Shocked Confused Cool Mad Razz Neutral Wink Lol Red Face Cry Evil Twisted Roll Exclaim Question Idea Arrow Mr Green