Cosas que hacer en Berlín cuando estás muerto

Viajar al pasado.

Naturkundemuseum

Pergamonmuseum

Altes Museum

Viajar al futuro.

Sony Center

Subir a las alturas.

Museumsinsel

Bajar al subsuelo.

U-bahn

Contemplar dioses.

Neptunbrunner

Contemplar osicos.

osico

Contemplar a Friedrich.

Alte Nationalgalerie

Profundizar en el pasado y presente judío.

Jüdischesmuseum

Aprender de los sabios.

Madame Tussaud's

Saludar a los necios.

Madame Tussaud's

Visitar catedrales.

Berliner Dom

Visitar palacios.

Schloss Charlottenburg

Comprar.

Quartier 206

Rezar.

Kaiser-Wilhem-Gedächtniskirche

Ponerte fino, fino.

Essen und trinken

13 pensamientos en “Cosas que hacer en Berlín cuando estás muerto

  1. Enric

    Si es que el hombre no da pa más, Paco. :mrgreen:

    Ei que pacha, Nacho. Berlín una passada. Ja tornes a correr per aquí? A veure si algun dia et deixes caure per la fountain. 😉

    Responder
  2. Enric

    El tipo de cocina es ideal para quienes necesiten ganar peso, que no es mi caso. :mrgreen: Lástima que no les hicimos una foto a las currywurst. Deliciosas salchichas con ketchup y curry. Un tentempié de lo más berlinés.

    Y como muy bien ha observado Oliver, la caminata nos había dejado con tanto hambre que no quisimos esperar a la segunda tanda de cervezas para empezar a devorar la comida y en consecuencia echamos la foto con las jarras vacías. 😆

    Responder
  3. David Rus

    Me encantan todas… pero con ninguna se me hiela la sangre como con la “Abadía en el robledal”. Gracias por subirla.

    Responder
  4. Enric

    Mi trabajo individual de Historia del Arte de segundo de carrera fue sobre este cuadro.
    Debo decir que su poder hipnótico resulta estremecedor y su aura mística inexplicable. De cuantas obras hemos visto a lo largo de este viaje en no pocas pinacotecas, ninguna ha atrapado mi mirada como ésta.
    Una maravilla y un verdadero placer. 😉

    Responder
  5. Enric

    Nada, nada, el placer ha sido nuestro. A la murriña de dejar atrás una ciudad tan estimulante como Berlín ahora hay que añadir, como cosas a recordar en este verano del 2008, el dulce sabor de las horas que hemos compartido con vosostros y la amargura por la brevedad del encuentro.
    Un abrazo. 😉

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emoticons Smile Grin Sad Surprised Shocked Confused Cool Mad Razz Neutral Wink Lol Red Face Cry Evil Twisted Roll Exclaim Question Idea Arrow Mr Green