Antipiratería

A estas alturas hasta el menos perspicaz ha caído en la cuenta de que las estrategias para combatir la piratería pueden caer en el absurdo más absoluto. Hace algunos días llegaron a la biblioteca las cuatro temporadas de Battlestar Galactica, serie que tenía pendiente y de la que no había escuchado más que cosas buenas. Confirmo, como si hiciera alguna falta, que se trata de una auténtica obra maestra, imprescindible para los amantes de la ci-fi y que soprenderá a quienes consideran el género como un pasatiempo para niños, con una compleja trama que hilvana filosofía, religión y política sin dejar de lado la aventura y la acción. Pero volviendo al meollo. Al insertar cada uno de los DVD’s de que consiste la serie en el reproductor, se nos obsequia con un apasionante anuncio de denuncia a la piratería. Uno de esos que pagamos todos de nuestro bolsillo y que, o bien establece paralelismos demagógicos entre robos de lo más escabrosos y un chavalín descargándose un CD, o denuncia la supuesta hipocresía del creativo que se exclama de lo injusto que resulta que le hayan robado su última idea mientras se dedica a descargarse material ajeno. Denuncia publicitaria, y aquí viene la guasa, que ni se puede pasar, ni fastforwardear, ni siquiera esquivar escapando al menú principal por muchos botones del mando que uno pulse. Hay que verlo y punto. Con lo que el usuario que ha adquirido el producto o lo ha alquilado de forma legal no tiene más remedio que empaparse de lo malos que son los que se bajan material de la red, mientras que cualquiera que se lo haya descargado lo eludirá, en caso de que no se haya eliminado previamente del archivo, como si nada.

8 pensamientos en “Antipiratería

  1. Claus

    Es acojonante que nos llamen piratas precisamente a los que compramos material original. ¿Por qué tengo que soltarle billetes a Ramoncín cada vez que hago una copia de mi corto, donde el material es 100% mío? Así les va…

    Responder
  2. Enric

    Cierto, Joe. Malos tiempos para la lírica y para el sentido común.

    Un sinsentido, Claus. Se trata de que paguen justos por pecadores. Aunque también es verdad que el vilipendiado Ramoncín lleva tres años sin presidir las SGAE de los cojones y sigue pagando el pato.

    Más que heavy, Verónica, es chumba chumba. Si fuera heavy todavía tendría un pase. 😉

    Ahí le has dao, Nubian. Sospecho que tienen un topo y no se han enterado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emoticons Smile Grin Sad Surprised Shocked Confused Cool Mad Razz Neutral Wink Lol Red Face Cry Evil Twisted Roll Exclaim Question Idea Arrow Mr Green